Posteado por: Guadalupe Monge | 13 septiembre 2012

En Baviera con Benito Macías (Badajoz)

EXPERIENCIAS

1.- ¿Cuál fue tu destino?

La región de Baviera, en Alemania, con el centro de operaciones en Bamberg.

2.- ¿Por qué elegiste ese destino?

Fui acompañando a mi hijo mayor en octubre. Ha estado de Erasmus el curso pasado en Bamberg y me gustó tanto lo que vi, que organicé una escapada de una semana con mi mujer y los dos pequeños para visitarlo y hacer turismo.

3.- ¿Qué medio de transporte utilizaste?

Coche hasta el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde cogimos un avión (compañía LAN) hasta Frankfurt. Allí alquilé un coche (compañía CARO) grande durante toda la semana, para tener más libertad de movimientos.

4.- ¿Dónde te alojaste y cómo encontraste ese alojamiento?

En un apartamento para cuatro personas que localicé en Homelidays.com. Estaba muy bien, era un ático a cinco minutos andando de la residencia de mi hijo mayor y a quince del centro de Bamberg. Estaba totalmente equipado, y nos permitía mucha libertad a la hora de levantarnos, desayunar, entrar y salir… La dueña vivía en el primer piso, y era una señora estupenda, muy educada, que hablaba inglés y que nos facilitó todo muchísimo, además nos obsequió con unas mermeladas caseras. Los precios oscilan según la época del año, pero sale muy económico y es una opción estupenda para sentirte vecino de la ciudad durante unos días… os la recomiendo.

5.- Un consejo para disfrutar de ese destino sin gastar demasiado…

El viajar cinco personas mayores por Europa durante una semana puede salir bastante caro, sobre todo a la hora de las comidas, además de hacerte perder mucho tiempo. Como nosotros lo hicimos con críos, siempre es una buena opción comer en el apartamento, si te cuadra el día, o mucho mejor y más divertido, hacer picnic. Por aquella zona son muy comunes, y es muy normal ver a gente que se va con sus bicicletas a los inmensos parques y bosques que rodean las ciudades, a comer. Nosotros lo hicimos en un par de ocasiones y a los niños les gustó mucho más que comer en restaurantes. Se lo pasaron como los indios y disfrutamos de sitios impresionantes. En cuanto a las cenas, siempre las hicimos en el apartamento, pues cuando llegaba la noche, ya estábamos todos muy cansados. Además, a las diez de la noche por esas latitudes ya es muy tarde para andar por ahí.

6.- Prohibido volver sin hacerte una foto en…

Bamberg tiene un montón de lugares preciosos, pero no puedes dejar de traerte el recuerdo del Ayuntamiento Civil, la catedral (en su interior está una estatua llamada “El caballero de Bamberg”, que es el símbolo de la ciudad) y las vistas de la ciudad desde St. Michael. A las afueras tienes el castillo de la ciudad. Los castillos en Alemania no son lo mismo que por aquí, y, más bien, parecen palacios. Es muy bonito y tiene unos jardines espectaculares.

Haciendo base allí, estuvimos además en Nüremberg y Würzburg, dos hermosas ciudades que merecen ser visitadas. Nüremberg fue reconstruida casi en su totalidad, ya que quedó totalmente destruida en marzo de 1945, durante la segunda guerra mundial. No puedes dejar de ver, entre otras cosas, la catedral, el castillo y una plaza donde se celebra el mercadillo navideño más importante de Alemania.

En cuanto a Würzburg, es la capital de una ruta romántica, que te puede llevar por pueblos preciosos. En esta ciudad se encuentra el Palacio Residencial, patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que es visita obligada.

Baviera tiene muchísimo más que ver, pero, por razones de tiempo, no pudimos hacerlo. En internet tienes mucha información sobre lugares para visitar por la zona.

7.- Algo típico para regalar.

Bamberg es ciudad cervecera desde hace mil años, por lo que llevar unas cervezas de las que allí se fabrican no estaría nada mal. La mejor marca (según los universitarios de la ciudad, que saben mucho de esto) es Fässla Bier, que la puedes encontrar en cuatro variedades (se reconoce muy bien porque hay un gnomo en la etiqueta apoyado en un barril), aunque quizás una de las más conocidas y originales es la “Schlenkerla”, una cerveza ahumada de un sabor fuerte y muy característico. Debo reconocer que probé unas cuantas marcas durante mi estancia allí, y todas eran excelentes.

8.- Comida que recomiendas probar.

Por supuesto las salchichas. Típicas de la zona son unas de Nüremberg, y por supuesto comerte un Bratwürste, un exquisito bocata con dos enormes salchichas que se venden en puestos callejeros. Si puedes, acompáñalo de una buena cerveza fría.

Anuncios

Responses

  1. Hola! Tenía pensado viajar a Leipzig el año que viene. También de Erasmus. Creí que era un pueblo tan chiquitito que nadie lo conocería, pero me alegro mucho de haber podido encontrar tu experiencia allí. Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: